Cita previa

Cita Previa

984 065 975 / 675 054 620
De 10 ha 21 h de lunes a jueves
y viernes de 10 h a 15 h
Departamento administrativo
Hospital Begoña (Primera planta)
Avda. Pablo Iglesias, 92 · 33204 Gijón
tecnicas_urologicas



Nefrectomía laparoscópica

Infografía Nefrectomía laparoscópica Ampliación infografías urológicas
cerrar ampliación Infografía Nefrectomía laparoscópica

Desde que principios de los años 90 se publicase la primera nefrectomía laparoscópica, las indicaciones de la cirugía renal laparoscópica se han divulgado y ha pasado a aceptarse en todo el mundo como el abordaje de elección para la mayoría de los procesos renales patológicos. La cirugía laparoscópica permite la extirpación con seguridad del riñón, a la vez cuenta con las ventajas de unos requerimientos menores de analgesia, una estancia hospitalaria más breve, un resultado estético mejor y la reanudación más precoz de todas las actividades, en comparación con los abordajes abiertos. La cirugía se realiza colocando 3-4 pequeñas (1 cm) incisiones en el abdomen. El riñón es extraído a través de una incisión de 4-6 cm de longitud dependiendo de su tamaño.

Las contraindicaciones absolutas de la nefrectomía laparoscópica (al igual que para otro tipo de intervenciones) son las coagulopatías no corregidas, las infecciones o sepsis no tratadas y el shock hipovolémico. La obesidad mórbida y la existencia de cirugías abdominales previas, si bien no son una contraindicación pueden presentar un mayor riesgo de complicaciones, pero el abordaje por vía retroperitoneal permite evitar las adherencias y ofrece una vía más directa al riñón.

La nefrectomía laparoscópica simple es un método ideal para tratar numerosas enfermedades benignas renales, dada la disminución del dolor postoperatorio y de la morbilidad que se le atribuyen. Las indicaciones de este procedimiento son: extirpación de riñones con displasia multiquística, con enfermedades que provoquen hipertensión vasculorrenal, atrofias renales obstructivas con riñones no funcionantes o con infecciones crónicas.

La nefrectomía laparoscópica radical es considerada en la actualidad como técnica de elección también en la cirugía oncológica renal (tumores de riñón) dado que aporta las ventajas de una técnica mínimamente invasiva, con resultados oncológicos superponibles a la cirugía abierta en los casos de tumores localizados.

Cuando es técnicamente viable, la nefrectomía parcial laparoscópica es la intervención de referencia para tratar tumores renales solitarios de menos de 7 cm, manteniéndose así la función renal conservada. Aunque la complejidad y las posibles complicaciones son ligeramente superiores a las de la cirugía radical, no son suficientemente transcendentes como para no indicarla, existiendo además datos que nos demuestran que la calidad de vida alcanzada es superior a la obtenida tras la extirpación total del riñón sin afectar los resultados oncológicos.

Pídenos más información sin compromiso a nuestro equipo de urólogos
en cualquiera de nuestras consultas de urología en Gijón o llamando
al 984 065 975 o 675 054 620