Cita previa

Cita Previa

984 065 975 / 675 054 620
De 10 ha 21 h de lunes a jueves
y viernes de 10 h a 15 h
Departamento administrativo
Hospital Begoña (Primera planta)
Avda. Pablo Iglesias, 92 · 33204 Gijón
enfermedades urológicas



Prolapso de órganos pélvicos

La vagina y las estructuras que la rodean (vejiga, recto, etc.) están adheridas a la pelvis por medio de tejidos conectivos. Estos tejidos ayudan a formar paredes alrededor de la vagina y garantizan el funcionamiento del vaciado urinario y los movimientos intestinales normales. A medida que los músculos pélvicos se debilitan los tejidos conectivos pueden dejar de funcionar correctamente, permitiendo que las estructuras pélvicas, como la vejiga, el útero, el recto, o asas de intestino delgado caigan sobre la pared vaginal. La causa primaria es el debilitamiento de los músculos pélvicos y tejidos conectivos producido por la edad, aunque muchos otros factores juegan un papel importante también. La paciente suele referir la presencia de un bulto en la vagina que antes no tenia. Además pueden aparecer otros síntomas como:

Es importante explorar cual es el contenido del prolapso vaginal (“bulto vaginal”) ya que de ello dependerá el tipo de cirugía correctora:

-->

La exploración más completa de los prolapsos vaginales se lleva a cabo mediante el sistema POP-Q. Se trata de una serie de mediciones que se realizan en la vagina con la vejiga llena y aportan gran información a cerca del grado, tipo y localización del prolapso vaginal. Este sistema es útili de cara a planificar una posible cirugía correctora del prolapso, nos permite marcar el objetivo a conseguir y permite establecer una comparativa con el resultado quirúrgico. Además es importante realizar una exploración reduciendo el prolapso y con vejiga llena, dado que en ocasiones la presencia del prolapso enmascara una incontinencia de esfuerzo que aparece al corregir el prolapso. Esta exploración permitiría corregir en una misma cirugía la incontinencia y el prolapso vaginal.

Además de la pruebas básicas como la eco abdominal, urinocultivo y analítica de sangre y orina, para que el estudio sea completo se recomiendan realizar cuestionarios de calidad de vida. Concretamente el PISQ-12 (acerca de la repercusión en la función sexual que pueda ocasionar el prolapso) y el OAB-sf (sobre los síntomas de vejiga hiperactiva que puedan ser debidos al prolapso). Estos cuestionarios nos permite cuantificar mediante una escala los síntomas que puedan tener las pacientes debidos al prolapso y establecer una comparación tras el tratamiento quirúrgico. Por otro lado se recomienda la realización de una flujometría y medición del residuo postmiccional, dado que nos permite descartar problemas de vaciado vesical en relación al prolapso vaginal.

El tratamiento en algunos casos puede ser conservador por medio de un programa de ejercicios de contracciones repetidas de los músculos del suelo pélvico. Los ejercicios de rutina de estos músculos ayudarán a fortalecer y mantener la elasticidad de la pelvis.

En los casos en que el tratamiento conservador no es efectivo la alternativa es la cirugía, con corrección de estos defectos, pudiendo utilizarse mallas sintéticas para reforzar los tejidos. Estas cirugías se pueden realizar por vía vaginal o abdominal pudiendo en estos casos realizarse con abordaje laparoscópico que aporta la ventaja de una mejor visión en la disección profunda y una recuperación más rápida de la paciente.

Pídenos más información sin compromiso a nuestro equipo de urólogos
en cualquiera de nuestras consultas de urología en Gijón o llamando
al 984 065 975 o 675 054 620