Cita previa

Cita Previa

984 065 975 / 675 054 620
De 10 ha 21 h de lunes a jueves
y viernes de 10 h a 15 h
Departamento administrativo
Hospital Begoña (Primera planta)
Avda. Pablo Iglesias, 92 · 33204 Gijón
enfermedades urológicas



Cáncer de próstata

Infografía Cáncer de próstata Ampliación infografías urológicas
cerrar ampliación Infografía Cáncer de próstata

El cáncer de próstata es el tumor más frecuente en los hombres. En etapas tempranas es asintomático, y sólo puede ser detectado mediante una analítica sanguínea con determinación del Antígeno Prostático Específico (PSA) y el tacto rectal. En general estos controles deben realizarse anualmente a partir de los 50 años, o antes si existen factores de riesgo, como los antecedentes familiares o la raza negra. La generalización del cribado poblacional mediante determinación plasmática de PSA ha logrado que la mayoría de los diagnósticos de cáncer prostático se realicen cuando la enfermedad está confinada a la glándula y la enfermedad aún puede curarse. Por esta razón el cáncer de próstata no suele producir síntomas en el paciente al diagnóstico, salvo en casos muy agresivos y avanzados.

Cuando se detectan anomalías en estos parámetros la confirmación del diagnóstico se realiza mediante una biopsia prostática. Aunque se han descrito varias técnicas para la realización de la biopsia, existe consenso internacional en que esta biopsia debe ser realizada por vía transrectal y guiada por ecografía, con la toma de un adecuado número de cilindros de muestra, que variará en función de las características del paciente, pero nunca deberá ser inferior a 10. Con el diagnóstico anatomopatológico se realizará una inferencia pronóstica para valorar la agresividad y el estadio del tumor, y decir un tratamiento en consecuencia. La mayor parte de los pacientes se verán beneficiados de un tratamiento de intención curativa, como la prostatectomía radical o la radioterapia. El desarrollo de las técnicas laparoscópicas ha conseguido igualar o mejorar los resultados oncológicos de la cirugía convencional, minimizando la agresión quirúrgica, disminuyendo las complicaciones y la estancia postoperatoria, por lo que actualmente la prostatectomía radical laparoscópica se considera el tratamiento quirúrgico estándar.

Otros tratamientos mínimamente invasivos como las microondas o la crioterapia no han conseguido igualar las tasas de curación de la prostatectomía, por lo que las Guías de la Asociación Europea de Urología siguen desaconsejándolos como tratamiento de primera intención.

A pesar del aumento de la incidencia del cáncer de próstata en los últimos años, su mortalidad está disminuyendo gracias al diagnóstico temprano y los nuevos tratamientos como la prostatectomía radical laparoscópica.

Pídenos más información sin compromiso a nuestro equipo de urólogos
en cualquiera de nuestras consultas de urología en Gijón o llamando
al 984 065 975 o 675 054 620