Cita previa

Cita Previa

984 065 975 / 675 054 620
De 10 ha 21 h de lunes a jueves
y viernes de 10 h a 15 h
Departamento administrativo
Hospital Begoña (Primera planta)
Avda. Pablo Iglesias, 92 · 33204 Gijón
tecnicas_urologicas



Colocación de TOT

Infografía Colocación de TOT Ampliación infografías urológicas
cerrar ampliación Infografía Colocación de TOT

En los años 90 se desarrolla la intervención de la cinta vaginal libre de tensión para tratar la incontinencia urinaria de esfuerzo (IUE). El concepto que justifica esta intervención es que la IUE es resultado del fracaso de los ligamentos pubouretrales (ligamentos que sujetan la uretra) en la porción media de la misma y es ahí, y no en el cuello vesical, donde se mantiene la continencia. La finalidad de la cinta es reforzar los ligamentos funcionales, y en consecuencia, asegurar una fijación adecuada de la porción media de la uretra. Esta operación introdujo dos conceptos nuevos: por un lado la colocación en la porción media de la uretra y por otro lado la colocación sin tensión de la cinta suburetral.

Numerosos estudios y un volumen clínico amplio demuestran que esta intervención es equivalente a otro tipo de intervenciones en cuanto a curación de la incontinencia con las ventajas de la cirugía mínimamente invasiva con una menor estancia hospitalaria, menores molestias postoperatorias, y precoz recuperación de una micción normal.

La duración de la intervención varía entre 15 – 20 minutos, se coloca a la paciente en posición de litotomía (posición ginecológica) y se realiza una incisión vertical en cara anterior vaginal de 1- 1.5 cm a la altura de porción media uretral disecando ligeramente la uretra a ambos lados. Se realizan dos punciones cutáneas en ambos pliegues inguino-genitales (en las ingles) y a su través, con la ayuda de unos dispositivos helicoidales diseñados a este efecto se pasa la cinta suburetral a ambos lados de la uretra, dejándola colocada sin tensión y recortando los extremos sobrantes de la cinta. La incisión vagina se cierra con uno o dos puntos de sutura reabsorbibles y la paciente puede iniciar movilización a las 6 -8 h de la cirugía consiguiendo micciones normales.

Los materiales que se utilizan es las cintas son diversos, siendo el más utilizado el polipropileno monofilamente macroporo, que disminuye claramente las infecciones y “rechazos” de las cintas.

En definitiva las ventajas que ofrece esta técnica son:

Pídenos más información sin compromiso a nuestro equipo de urólogos
en cualquiera de nuestras consultas de urología en Gijón o llamando
al 984 065 975 o 675 054 620